Pide tus muestras gratuitas | Envío incluido a partir de 39€

Rutinas para sentirnos bien en casa

Venimos de una temporada de estar mucho en casa: primero era invierno y hacía mal tiempo, y después llegó el coronavirus y nos obligó a tomar medidas de aislamiento y seguridad. Sin embargo, e incluso aunque el buen tiempo invite a salir a la calle, hay días en que no nos apetece o que no tenemos planes. ¡Y no hay nada malo en disfrutar del sofá!

A la hora de quedarse en casa hay dos tipos de personas: las que actúan igual que cuando salen, y las que aprovechan todas las ventajas de que nadie les ve. Y tú, ¿eres de las que se levanta, se ducha y se perfuma… o de las que pasa el día en pijama?

El plan A: tal y como te levantas

¡El plan del pijama! Como todo, tiene sus cosas buenas y malas:

  • ¡Más cómoda imposible!
  • Entras en modo casa, lo que favorece la relajación y reduce el estrés.
  • Pero… hace que te sientas más perezosa y, en consecuencia, menos productiva.
  • Además afecta a los ritmos circadianos del sueño y estos a tus hormonas, por lo que puedes sentirte más triste o melancólica.

Si eres de las que apuesta por el pijama es recomendable que no te descuides al 100%. Puedes estar igual de cómoda si al levantarte entras en la ducha y cambias la ropa de dormir por algo deportivo u holgado. Solo con esta pequeña decisión dejarás de arrastrar el cansancio y las legañas de la noche.

Otra idea que puedes llevar a cabo sin desprenderte de la ropa cómoda es seguir una pequeña rutina. Tómate un tiempo para desayunar de forma sana, completa y relajada, leyendo un libro o revisando las noticias en el móvil. Plantea un orden para tu jornada y establece un momento para ser productiva, un tiempo para estar en el sofá, otro para dedicarte a un hobbie que te divierta… Socializar también es importante, así que reserva un rato para llamar a tu familia y amigos. 

Por último, no dejes que la comodidad te haga olvidar los pequeños placeres. Estar en casa te permite escuchar tu música favorita, animarte con unas gotas de perfume o encender unas velas para conseguir un ambiente más acogedor. Aromas como el de nuestras fragancias Nayla y Élise son delicados y florales, por lo que animarán tu hogar con sutileza. Disfruta de todo lo que has ido colocando en las estanterías a lo largo de los años y siéntete en armonía con tu propio espacio. 

 

El plan B: a la ducha de cabeza

¡El pijama no es para ti! Estas son las cosas buenas y malas de arreglarse inmediatamente al salir de la cama:

  • Preparada para lo que sea, incluso para un plan de último momento.
  • Al separar claramente el día y la noche, descansas mejor y te levantas con más energía.
  • Sin embargo, si te duchas y arreglas a primera hora de la mañana es más difícil que luego pienses en hacer algo de deporte.
  • La ropa condiciona cómo nos sentimos, hasta el punto de que la camisa de la oficina te hará conservar parte de la tensión en casa.

La clave está en mantener un equilibrio. Levantarte para ir de cabeza a la ducha, peinarte y ponerte unas gotas de fragancia en el cuello y en las muñecas son pequeños gestos que despiertan al cerebro. Nuestra fragancia Mina es perfecta para ello, ya que su olor cítrico y fresco te cargará las pilas durante todo el día. 

Sin embargo, no seas estricta contigo misma y permítete disfrutar con un aire más desenfadado del habitual. Al fin y al cabo, ¡estás en tu casa! Evita la ropa que sea cero práctica para moverte, como las faldas ajustadas o las rígidas americanas. ¡Y ni se te ocurra ponerte los zapatos! Si hace calor puedes recoger el pelo en una coleta, y si hace frío no dudes en ponerte una manta por encima.

Finalmente, recuerda que pasar el día en casa te permite hacer muchas cosas. No trates de resolver las diez tareas pendientes de golpe y reserva un rato para hacer deporte, reír o simplemente dejar que pase el tiempo mientras te relajas mirando por la ventana. Acompaña las horas de trabajo con una infusión, una fruta o una onza de chocolate, y siéntete más a gusto que nunca con tu rutina.

 

 

¿Con qué plan te sientes más identificada? Sea cual sea, te invitamos a descubrir las pequeñas cosas que enriquecen la rutina sin necesidad de salir de casa. Suscríbete a nuestra newsletter para ser la primera en conocer las nuevas publicaciones del blog. ¿Te apuntas?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados