Descubre nuestras fragancias 🌸 ¡Pide ahora tus muestras!

Descubre el mundo de los perfumes cítricos

En el mundo de la perfumería existen varias familias olfativas cuya composición y aromas varían totalmente. De aquí, la posibilidad de crear un sinfín de variedades. Y es que precisamente fue a finales del siglo XX cuando la industria de la perfumería vio la necesidad de establecer una diferenciación entre los aromas para poder agrupar aquellos perfumes con estructura y características similares: el nacimiento de las familias olfativas.

Sin embargo, se trata de una clasificación que no está universalmente aceptada al ser el olfato un aspecto muy subjetivo. Cada persona percibe los olores de una forma distinta y por ello, es muy difícil establecer un patrón común global. Y es que incluso, existen notas olfativas que podrían encajar en varias familias al mismo tiempo.

Los perfumes cítricos 

Diferentes comunidades internacionales del perfume proponen distintas clasificaciones y una de las más comunes es la diseñada por la Academia del Perfume Española quien agrupa las familias olfativas en siete: Cítrica, Floral, Fougère, Chipre, Amaderada, Oriental (o Ambarada) y Gourmand.

Centrándonos en los perfumes cítricos, estos son uno de los más habituales. Se caracterizan por estar compuestos por notas altas que provienen de cáscaras de frutos cítricos: la bergamota, el limón, la naranja, la mandarina o el pomelo son los más comunes.

Los perfumes cítricos y los perfumes frutales

Aunque muchas personas consideran que los perfumes cítricos y los perfumes frutales son lo mismo, la verdad es que no lo son. Ambos comparten el hecho de que sus esencias remiten a frutas, pero la variedad es distinta. Por un lado, los perfumes cítricos hacen uso de frutos ligeramente ácidos que provienen principalmente de Asia: limón, pomelo… Por otro lado, los perfumes frutales son aquellos que se forman a partir de frutas no ácidas como el melón, el plátano, las cerezas, la pera o incluso el melocotón.

La evolución de los perfumes frutales y cítricos

Las notas de un perfume evolucionan con el paso de las horas: las notas de salida son las primeras que notamos, pero también las más volátiles, ya que suelen durar de 10 a 15 minutos; las notas de corazón duran un poco más, de 2 a 3 horas, y empiezan a definir el cuerpo del perfume y finalmente, las notas de fondo son las encargadas de determinar el cuerpo de la fragancia y duran aproximadamente de 6 a 8 horas.   

Los aromas cítricos suelen tener notas de salida intensas en un primer momento, pero suaves y ligeras en un momento posterior al ser muy volátiles. Eso hace que se conviertan en los aromas ideales para llevar durante el día. Por otro lado, los aromas frutales suelen tener más notas de corazón, que perduran unas 2-3 horas y no son tan volátiles. Ellas empiezan a definir el cuerpo del perfume.

Características de los perfumes cítricos y frutales

Características de los perfumes cítricos

Los perfumes cítricos suelen ser:

  • Suaves
  • Frescos
  • Con un toque de acidez
  • Para todos los géneros
  • Intergeneracionales
  • Perfectos para cualquier estación del año 

Entre sus notas más comunes encontramos: limón, naranja, lima, pomelo, bergamota, mandarina, yuzu, petitgrain, neroli y flor de naranjo.

Características de los perfumes frutales

Por otro lado, los perfumes frutales destacan por ser:

  • Dulces
  • Intensos
  • Con un aroma muy particular
  • Principalmente para mujeres
  • Intergeneracionales
  • Ideales para primavera y verano

Entre sus notas más comunes encontramos: melón, plátano, cerezas, pera y melocotón.

¿Qué transmiten las colonias cítricas?

Existe una gran variedad de aromas cítricos, aunque sin duda, los más comunes son el olor a naranja y el de limón. Cada uno con sus particularidades, consiguen destacar y situarse como los aromas más recurrentes para el día a día.

Perfumes con olor a naranja

Los perfumes con olor a naranja son muy característicos del mediterráneo y concretamente, de nuestro país. Y es que es en España donde se encuentran principalmente las mejores naranjas. Un olor que deja un rastro floral, empolvado y fresco.

Con la llegada de la primavera, las ciudades españolas se impregnan de olor a naranja, también conocido como neroli, una pequeña flor de aroma intenso que de se desarrolla en los naranjos. Se le atribuyen propiedades calmantes y relajantes.

Perfumes con olor a limón

El limón es un cítrico de origen asiático que tiene un sinfín de aplicaciones y tanto es así que también es muy recurrente en el mundo de los perfumes. Fresco, ligero, pero con un punto ácido, se convierte en un aroma ideal para llevar durante el verano. Y, además, transmiten una percepción de limpieza que pasa desapercibida pero que está muy presente. ¡Una sensación de recién duchada durante todo el día!

perfumes frutales

¿Por qué en Maar nos gusta la esencia cítrica en nuestros perfumes?

Nuestro perfume Mina destaca por ser luminoso y exhalar notas cítricas delicadamente envueltas en suaves aromas almizclados. Una fragancia fresca, alegre y que llega a tener 15 aceites esenciales naturales. ¿Su ingrediente principal? El aceite de bergamota, originario de la zona italiana de Calabria, que le da el toque cítrico que tanto buscábamos.

La esencia cítrica es sin duda una muy buena opción para llevar durante el día. Fresca y ligera, permite encontrarte cómoda y segura de una misma. Un estilo de vida que en MAAR conseguimos ofrecerlo al público a través de Mina. Y tanto es así que ha ganado la categoría Lifestyle Femenino de los Premios de la Academia del Perfume 2020, los premios de perfumería más importantes en España.

¡Descúbrela!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

ES
ES